Gestión

Día del Amigo: una ocasión para impulsar las ventas cruzadas

2 Mins read

Las reuniones por el Día del Amigo, que habían disminuido por la pandemia, tendrán este año un fuerte impulso, lo que incrementará la demanda de regalos para esa fecha.

El 73% de los argentinos hace al menos un regalo por el Día del Amigo, según una encuesta realizada por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Esta celebración, que se festeja el 20 de julio, merece ampliamente su inclusión en el calendario de dayketing (marketing de fechas especiales) de la farmacia. El 9% de quienes compran regalos incluyen algún perfume, lo que da una idea del potencial latente.

Para capitalizar la ocasión, es fundamental armar una vidriera temática que incluya las principales novedades y las fragancias más vendidas, tanto masculinas como femeninas. Esto generará el ingreso de clientes con intención de hacer regalos. Y una vez que estén allí, esa intención se puede canalizar también hacia otras categorías, como belleza y dermocosmética. Y ya no solamente pensando en regalos para otros; las clientas que compren presentes pueden sentir también la tentación de “hacerse un mimo” o un autorregalo y llevarse productos para ellas.

En cualquier caso, las ventas cruzadas o cross selling (mostrar o sugerir otros productos vinculados con el que la persona desea adquirir) puede generar un incremento del ticket final.

Por ejemplo, a quien se le solicita un anticelulítico, se le pueden sugerir productos de fitoterapia destinados a mejorar la circulación y evitar la retención de líquidos.

En maquillaje, se pueden recomendar productos dentro de la misma categoría que resultan complementarios o forman parte de una misma rutina. Por ejemplo:

● Ojos: Máscara más delineador.

● Rostro: base más corrector para el rostro.

● Labios: labial líquido más delineador.

● Uñas: esmaltes más top coats.

Además de la recomendación, la exhibición puede ser muy útil. En ese sentido, si el tamaño de la farmacia no permite hacer un gran despliegue o no se quiere alterar la exhibición cotidiana, existen pequeños trucos poco costosos y efectivos.  

Por ejemplo, se pueden poner a la vista de las clientas cuatro o cinco cestas con kits de productos “amigos”, como ser:
Kit de hidratación capilar: shampoo, crema y cápsulas de tratamiento intensivo de keratina.
Kit de belleza facial: crema reafirmante de día, mascarilla hidratante y sérum de ácido hialurónico.
●  Kit de cuidado corporal: loción hidratante con karité, exfoliante corporal y crema nutritiva de manos.
Es importante anticiparse a esta fecha y averiguar si los proveedores cuentan con materiales POP para la ocasión, que puedan ser de utilidad. Entre los más comunes figuran stoppers para colocar en góndolas o estanterías con textos que recuerdan, a quienes compran cierto producto, que tal vez le pueda ser muy útil otro producto complementario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.