Prevención

Hipertensión: cómo contribuir a prevenirla

2 Mins read

El 17 de mayo se celebra el Día Mundial de la Hipertensión, un problema que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo. Las farmacias pueden ayudar a detectar los casos asintomáticos.

En Argentina, según la 4° Encuesta Nacional de Factores de Riesgo del Ministerio de Salud de la Nación, existen cerca de 16 millones de hipertensos, de los cuales dos terceras partes son menores de 65 años, lo que constituye un número importante de personas en edad activa.

La hipertensión es el principal factor de riesgo cardiovascular. Los mayores obstáculos para la prevención son la falta de conocimiento –un tercio de los hipertensos no sabe que lo es– y el bajo grado de control; menos de la mitad de las personas diagnosticadas siguen al pie de la letra los tratamientos. 

El papel del farmacéutico es importante, especialmente en las farmacias que toman la presión. En muchos casos, allí es donde se pueden detectar casos de hipertensión asintomática, incumplimiento terapéutico o posibles problemas asociados al tratamiento. En la mayoría de estos casos es necesario remitir al médico.

“La farmacia es el establecimiento de salud más cercano, con un profesional al frente al que las personas pueden recurrir para controlar su presión arterial, así como para recibir información sobre la enfermedad”, explican en la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA).

Dentro de las recomendaciones preventivas que pueden brindar las farmacias, figuran las siguientes:

• Restricción de la ingesta de sal. En la población general, se recomienda limitarla a entre 9 y 12 gramos diarios. En personas mayores, individuos con diabetes, síndrome metabólico o enfermedad renal crónica, el límite está en los seis gramos diarios. Pero atención: muchos alimentos procesados tienen sal incluida. La reciente Ley de Etiquetado Frontal contribuirá a identificar a los alimentos con alto contenido de sodio.

• Reducción de peso. Es importante mantener un mantener un peso saludable, con un Indice de Masa Corporal (IMC) comprendido entre 20 y 25 kg/m².

La Organización Panamericana de la Salud ofrece una aplicación (para Windows, Android e iOS) que permite calcular el IMC. Se puede acceder desde aquí.

• Ejercicio físico regular. El ejercicio físico aeróbico moderado en pacientes hipertensos resulta sumamente beneficioso. Además, tiene un impacto positivo sobre otros factores de riesgo, como la diabetes o la hipercolesterolemia.

• Reducir la toma de alcohol. Se sugiere no sobrepasar los 30 gramos diarios en los varones y 20 en las mujeres.

• Abandonar el tabaco. Esta es probablemente la medida más eficaz para prevenir las enfermedades cardiovasculares, incluyendo la hipertensión.

• Dieta saludable. En pacientes hipertensos se les recomienda la dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension). Se basa en el consumo de frutas, verduras y productos lácteos desnatados, disminuyendo el aporte de grasas saturadas y colesterol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.