Salud

Vacunación: perspectivas para este año

3 Mins read

Luego de dos años en los que el Codiv‑19 relegó a un segundo plano

la inmunización contra otras enfermedades, el 2022 plantea el desafío de regularizar la situación.

Del 23 al 30 de abril, se celebra la Semana de la Vacunación de las Américas, una ocasión propicia para analizar la situación actual y futura de nuestro país en lo que hace a la inmunización contra distintas enfermedades, incluyendo a la gripe (influenza), que este año irrumpió en forma algo prematura.

Según la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS‑Malbrán) a principios de marzo se llegaron a detectar más de 370 afectados de influenza por semana, un promedio superior a lo habitual para el fin del verano. Aunque estos números no deben preocupar, ya que se deben, en parte, a que hasta la irrupción de la pandemia, la gripe casi no se testeaba. Ahora, con una población altamente vacunada contra el Covid‑19, se están detectando casos gripe A H3N2 desde fines de enero. Por lo tanto, cuando un paciente se interna por una neumonía grave, independientemente de su condición de vacunado o no contra el Covid‑19, se investiga también si tiene gripe.

“Por lo que estamos viendo se adelantó en toda la región la circulación del virus de la gripe”, explica Ricardo Teijeiro, médico infectólogo del Hospital Pirovano e integrante de la Sociedad Argentina de Infectología, en diálogo con Revista Esencia.

El especialista llama a tener prudencia y a que la ciudadanía no tome los síntomas gripales a la ligera, pero tampoco se atribuya la enfermedad sin antes consultar a un médico, el único que la puede diagnosticar. “No nos olvidemos que la sintomatología es común a muchas enfermedades respiratorias”, dice.

Vacunación antigripal

El Ministerio de Salud de la Nación inició oficialmente la campaña de vacunación antigripal a fines de marzo, luego de la distribución de 1,2 millones de dosis a las provincias. Es la primera partida del total de ocho millones de dosis necesarias.

“Durante la pandemia hubo muy poca circulación del virus de la gripe, y como pasó con el resto de las vacunas ajenas al Covid‑19, la cantidad de aplicaciones disminuyó entre un 20% y 30%”, explica Teijeiro. Fue distinto el caso de la neumonía. Esta enfermedad registró cifras altas, debido a las neumonías causadas por el Covid‑19. “Pero las neumonías por neumococo disminuyeron con respecto a los años anteriores. Ahora que la pandemia reduce su intensidad, se empezarán a incrementar las etiologías habituales”, comenta el especialista consultado.

En cuanto a la posibilidad de integrar la inmunización contra la gripe, la neumonía y el Covid‑19 en una sola vacuna, Teijeiro señala que “por ahora eso sería imposible de lograr con la vacuna antineumocócica, por cuestiones vinculadas al proceso de producción. Pero está muy avanzado el proyecto de lograr una vacuna contra el SARS‑CoV‑2 (causante del Covid‑19) y la gripe, y otra que integre al virus sincitial respiratorio”.

En su opinión, este año la vacunación antigripal registrará un incremento importante, debido a que el virus predominante –el A H3N2– está incluido en la vacuna, lo que motivará a muchas personas a tomar la decisión de protegerse.

Vacuna contra el Covid‑19: ¿cómo sigue?

¿Qué ocurrirá luego de la cuarta dosis de vacunación contra el Covid‑19?
El doctor Ricardo Teijeiro esclareció las siguientes dudas:

–¿Se evolucionará hacia un esquema de vacunación anual?
–Por ahora, no sabemos qué posibilidades tiene el SARS‑CoV‑2 de permanecer circulando. Si su presencia fuera significativa, sí, se decidirá un esquema de vacunación anual para los grupos de riesgo.

–Ante las distintas variantes del Covid‑19, ¿la vacuna se podría segmentar en un futuro por cepas?
–Todavía no lo sabemos. Las características de las mutaciones del SARS‑CoV‑2 son muy diferentes a las de la gripe.

–¿Qué datos arrojó la experiencia argentina en materia de efectos adversos?
–En nuestra experiencia, la gran mayoría de los eventos adversos de las vacunas contra el Covid‑19 fueron menores. En todo el mundo se aplicaron ya más de 3.000 millones de dosis, lo que nos da un pleno conocimiento de los beneficios de las vacunas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.