Marketing

Cómo es el consumidor de la post‑pandemia

2 Mins read

Varios de los cambios que el Covid-19 provocó en los hábitos de consumo son irreversibles. Conocerlos es el primer paso para capitalizarlos.

Hoy en día, la farmacia es el epicentro de varias de las nuevas tendencias que se expresan en el mercado. La omnicanalidad obliga a replantear la función del punto de venta, y las marcas premium siguen siendo muy valoradas, pero con un enfoque más racional.

Cinco cambios que llegaron para quedarse

1. Tendencia al bienestar. Las farmacias se encuentran en un lugar privilegiado para satisfacer esta demanda, ya que incluyen todos los conceptos que hacen a la definición moderna de bienestar: salud, estética, nutrición equilibrada, relajación y descanso. La gama de productos a ofrecer abarca desde suplementos dietarios hasta pequeños electrodomésticos, pasando por belleza y perfumería.

2. Mayor influencia de la generación alfa. Los nacidos a partir de 2010 se criaron en un mundo donde todos los dispositivos son inteligentes; todo está conectado, y lo físico y lo digital se fusionan. Su habilidad sin precedentes para buscar información y compartirla con sus padres, hace que esta generación tenga más influencia que las anteriores en las decisiones de los adultos y las compras familiares.

3. Un mundo omnicanal. El comercio electrónico seguirá creciendo. Pero ya no se piensa en términos de compras virtuales versus presenciales; los consumidores acuden a ambas en distintos momentos y situaciones de consumo.
Según datos de Kantar, el 17% de los argentinos cambia de una tienda física a otra online cuando no encuentra su marca preferida. Y el 26% de quienes no encuentran algo en Internet lo compran presencialmente.

4. Los puntos de venta se redefinen. Los locales físicos se transforman en centros de experiencia, asesoramiento y retiro de compras online, según un estudio de Euromonitor hecho en Argentina. En la medida en que las condiciones sanitarias lo favorezcan, crecerá el interés por los beauties, charlas especializadas y pruebas de productos. Las experiencias positivas reforzarán la fidelidad de los clientes.

5. Renacimiento de la actividad física. El encierro y la mayor virtualidad generaron, como reacción, la necesidad de dedicar más tiempo al propio cuerpo. El ejercicio gana terreno en plazas, clubes y gimnasios. Casi la mitad de los adultos argentinos hace alguna actividad física con regularidad. Esto genera una importante oportunidad para varias categorías, entre ellas, la suplementación deportiva.

Un consumidor más racional

El impacto económico de la pandemia, sumado a la pérdida de poder adquisitivo causada por la inflación, impone a una parte importante de la población la necesidad de hacer rendir al máximo su dinero.

Datos de IQVIA señalan que el año pasado, el 47% de los argentinos redujo su presupuesto destinado a compras en farmacias. Aun así, los consumidores siguen valorando los productos y marcas premium, pero con un enfoque más racional; sólo están dispuestos a pagar más si realmente hay una propuesta de valor que lo justifique. Por eso, hoy las promociones y ofertas son fundamentales, y es imprescindible contar con una gama de opciones apropiadas para cada bolsillo.

En síntesis…

Las farmacias son un canal privilegiado a la hora de satisfacer las necesidades de las post-pandemia; además de la proximidad, brindan asesoramiento y soluciones para las grandes preocupaciones del momento, como la salud, la alimentación equilibrada y el bienestar en general. Para aprovechar esta oportunidad, es fundamental que toda la estrategia comercial se reoriente en función de las tendencias actuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.