Agenda Farmacéutica

Nuevo impulso al cannabis medicinal

2 Mins read

El Poder Ejecutivo Nacional incluyó entre los temas que mandó a debate al Congreso con carácter prioritario, el proyecto de ley tendiente a establecer el marco regulatorio de “la cadena de producción, industrialización y comercialización de la planta de cannabis, sus semillas y sus productos derivados para uso industrial y/o medicinal”, que ya tiene media sanción del Senado. Una estimación conservadora del Ministerio de Desarrollo Productivo prevé que, de aprobarse la norma, hacia el año 2025 se generarían 10.000 nuevos puestos de trabajo, el movimiento de 500 millones de dólares en consumo dentro del mercado interno, y cerca de 50 millones de dólares en exportaciones.

Precios de referencia

Tras haber vencido el congelamiento de precios de los medicamentos acordado entre el gobierno nacional y la industria farmacéutica, la resolución 27/2022, que lleva la firma de la titular del Ministerio de Salud de la Nación, Carla Vizzotti,

inauguró un nuevo esquema. Se trata de una lista de 85 moléculas utilizadas en tratamientos de patologías crónicas, sobre las que recaen precios de referencia. Estos principios activos corresponden a cerca de 1.200 presentaciones, y para calcularlos se tomó un promedio de los precios de venta al público ponderados por las cantidades demandadas de cada producto, en base a los datos del último semestre disponible.

Estos precios se renovarán mensualmente. Asimismo, prepagas y obras sociales deben hacerse cargo del 70% del precio de referencia de ese medicamento, sin importar cuánto cueste al público en la presentación de cada laboratorio.

Se trata de una medida que, si bien representa una forma de intervención oficial en la fijación de precios, carece de la rigidez que poseía el congelamiento de precios, y no tiene un impacto tan directo sobre la rentabilidad de la cadena farmacéutica.

Proponen declarar “esencial” al personal de las farmacias

Entre los primeros proyectos presentados en el Congreso Nacional este año, figura una iniciativa destinada a lograr “la incorporación del personal que se desempeña en la actividad farmacéutica a los alcances del decreto presidencial 315/2020”.

Dicha norma contempló en su momento la asignación de un pago mensual de cinco mil pesos, a manera de estímulo no remunerativo, al personal de salud, el cual no incluye en su definición a los farmacéuticos ni a sus colaboradores.

“Los trabajadores de farmacia constituyen en la práctica un servicio esencial. Desde el comienzo de la pandemia, viene atendiendo a todo tipo de pacientes, exponiéndose a posibles contagios de Covid-19”, se explica en los fundamentos del proyecto. La propuesta fue presentada por legisladores oficialistas, y aguarda su tratamiento en el Congreso, el cual todavía no tiene una fecha fijada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.