Prevención

Lucha contra el cáncer: ¿qué puede aportar la farmacia?

2 Mins read

El Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer, que se celebra el 4 de febrero, representa una ocasión ideal para ofrecer el asesoramiento y los productos necesarios tanto para la prevención de este mal, como para el alivio y tratamiento de los síntomas en quienes ya lo padecen.

Durante 2021, las consultas médicas y la realización de estudios preventivos, que habían caído notablemente el año anterior debido a la cuarentena, comenzaron a normalizarse. Esta es una buena noticia para la salud de la población en general, y para algunas especialidades médicas en particular. Entre ellas, la oncología. Según la Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (LALCEC), los controles oncológicos de rutina cayeron, en el peor momento de la pandemia, hasta un 80%.

La normalización de la situación permite retomar las estrategias multidisciplinarias de prevención y tratamiento. Los farmacéuticos, por sus conocimientos y cercanía al paciente, son importantes aliados en la detección precoz del cáncer –una enfermedad que causa cerca de 58.000 muertes por año- así como en la atención y cuidados de quienes padecen este mal.

Prevención primaria

El Instituto Nacional del Cáncer, del Ministerio de Salud de la Nación, incluye en su sitio abundante información y consejos tanto para pacientes como para profesionales de la salud que deseen colaborar con la prevención. Se puede encontrar más información en: https://www.argentina.gob.ar/salud/cancer

Por otra parte, el tabaquismo es un factor que tiene una notable influencia en la aparición de casos de cáncer. Además de ofrecer distintos productos de cesación tabáquica, las farmacias pueden sugerir a los fumadores que se contacten con distintas entidades públicas o privadas que pueden ofrecerles ayuda. LALCEC, por ejemplo, ofrece su programa Chau Pucho, que actualmente opera en forma virtual, y que está a cargo de profesionales de la Unión Anti Tabáquica Argentina. Se trata de un taller que propone un encuadre multidisciplinario, donde se trabajan estrategias psicosociales asociadas a la conducta del fumador. Para más información, ver: https://www.lalcec.org.ar/chau-pucho.

Asimismo, el Ministerio de Salud de la Nación cuenta con una línea gratuita para dejar de fumar: 0800-999-3040. A través de la misma, personal capacitado ayuda a los fumadores en el proceso de abandonar el tabaco.

Nutrición y cuidado de la piel

Uno de los problemas de salud que más afecta a las personas con cáncer es la pérdida de peso, que muchas veces dificulta su respuesta a los tratamientos. En este sentido, el farmacéutico puede cumplir un papel importante a la hora de ofrecer orientación nutricional al paciente. Además, tiene a su disposición distintos suplementos dietarios para ofrecer que pueden compensar la falta de algunos nutrientes.

Pero el área en que la farmacia puede marcar una diferencia importante, es el tratamiento de problemas dermatológicos. Sequedad en la piel, comezón, enrojecimiento, deshidratación y fotosensibilidad son síntomas comunes en pacientes oncológicos. Aquí, el paciente necesita orientación respecto a qué productos se adaptan mejor a sus necesidades. La farmacia es el único canal que ofrece una completa línea de productos dermocosméticos.

En definitiva, el desarrollo de iniciativas de prevención, concientización y educación para la salud, junto con la oferta de productos adecuados, convierten al farmacéutico en un agente de gran valor en la lucha contra el cáncer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.