Marketing

Tendencias para la post-pandemia

3 Mins read

La consultora Bain & Company identificó cinco cambios que están alterando los hábitos de consumo de los argentinos. Conocerlos es fundamental para poder dar respuestas eficaces.

El progresivo regreso a una “normalidad” similar a la de la prepandemia plantea algunos interrogantes. ¿Cuáles de los cambios que surgieron o se acentuaron en el último año y medio llegaron para quedarse? ¿Qué tendencias se mantendrán o se incrementarán el año próximo?
La consultora Bain & Company realizó una investigación dentro de un universo de 1.500 argentinos, entre los que analizó los cambios en la forma de consumir que parecen tener un impacto duradero.
Las farmacias se verán afectadas por estas tendencias. Al ser el canal por excelencia asociado con la salud y el bienestar, serán el primer lugar en el que los consumidores busquen respuestas a sus nuevas demandas.
Los especialistas de Bain & Company también analizaron algunos de los cambios que deberán implementar las farmacias en sus procesos internos para poder ser competitivas en este nuevo entorno. Todos estos datos, en su conjunto, permiten anticipar lo que vendrá y preparase para enfrentar el año próximo con la mira puesta en estos desafíos.

Cinco cambios que marcarán al año próximo

1. Crecerán las ventas online combinadas con las físicas (omnicanalidad). Tras el gran incremento que experimentaron las ventas por Internet desde que se desató la pandemia, la evaluación que dejó esa modalidad de compra en los consumidores fue muy satisfactoria.
Sin embargo, la tendencia pasa por combinar esa experiencia con las compras presenciales, asentando una cultura de la omnicanalidad.
Es importante que las farmacias comprendan estos cambios, se adapten y puedan posicionarse de manera eficaz en este nuevo entorno.
2. Continuará la preocupación por la salud. Pese a la vacunación y al hecho de que la pandemia va cediendo, “la salud sigue siendo una preocupación importante, y transversal a las distintas edades y niveles de ingreso”, explica Alejandro Pérez De Rosso, Socio Director de Bain & Company Argentina.
El 40% de los consumidores encuestados dijeron que ya han implementado cambios orientados a lograr una alimentación más saludable.
3. El consumo hogareño seguirá siendo importante. Si bien los encuestados muestran cierta ansiedad por retomar sus gastos out-of-home (ir al cine, a restaurantes y a recorrer locales para hacer compras físicas) se tiende a una situación equilibrada. Esto se debe, en parte, a la dificultad para hacer frente a los gastos que implican los consumos fuera del hogar. “La población tiende a cuidar su bolsillo”, dice el estudio.
4. Búsqueda de una mejor relación valor/precio. En el último año y medio, los consumidores vieron reducidos sus ingresos reales, por lo que hoy buscan productos más económicos, pero sin dejar de lado su preocupación por la calidad. Siguen valorando los productos y marcas premium, pero con un enfoque más racional; sólo están dispuestos a pagar más si realmente hay una propuesta de valor que lo justifique.
5. Preocupación por la sustentabilidad medioambiental. Si bien esta tendencia tiene un peso mayor en Europa y Estados Unidos, en Argentina ya está presente, y tendrá importantes implicancias para la industria y el comercio, aunque el consumidor local todavía tiene cierta reticencia a pagar más caros ese tipo de productos. Quienes puedan construir una imagen ecológicamente amigable quedarán mejor posicionados de cara al futuro.

Claves para una farmacia rentable


Además de las cinco tendencias de consumo mencionadas, basándose en su experiencia internacional con farmacias, Bain & Company elaboró una serie de recomendaciones orientadas a lograr una mayor competitividad:
Implementar las mejores prácticas. Identificar cuáles son los mejores procesos operativos dentro del sector de las farmacias e implementarlos, para ganar eficiencia y poder mantener los niveles de rentabilidad.
Fomentar la automatización de los procesos, acudiendo a tecnología de avanzada, para poder entregar los medicamentos a los clientes en forma más rápida, con mayor precisión (menos errores) y con un menor costo operativo.
Avanzar hacia la reducción del papel, digitalizando todos los procesos que sea posible, tanto internos (dentro de la estructura administrativa) como externos (en la relación con los pacientes).

EN SÍNTESIS… Las farmacias que quieran seguir siendo competitivas deberán adaptarse a los cambios que se están produciendo, de tal forma de seguir ganándose la lealtad de sus clientes. Además, tendrán que optimizar sus procesos internos, otorgando a la tecnología un rol preponderante, que ayude a sus colaboradores a ser más eficaces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.