Salud

Día Mundial contra el Cáncer: perspectivas alentadoras

2 Mins read

Un informe del IQVIA Institute sintetiza los principales avances de la oncología y las tendencias en materia de investigación y desarrollo que brindan esperanza a millones de pacientes en el mediano plazo.

El 4 de febrero de cada año se celebra el Día Mundial contra el Cáncer, ​con el objetivo de aumentar la concientización y movilizar a la sociedad para avanzar en la prevención y control de esta enfermedad.

Muchos tipos de cáncer se pueden prevenir evitando la exposición a factores de riesgo tales como el tabaco o la exposición solar prolongada y sin protección. Otros se pueden detectar en fases muy tempranas a través de análisis preventivos, como las mamografías.

Pero más allá de eso, la oncología viene experimentando en los últimos años un creciente desarrollo, que brinda nuevas esperanzas a millones de pacientes en todo el mundo.

En su informe Tendencias globales en oncología, el IQVIA Institute analiza los progresos más importantes en la materia. A continuación, siguen algunas de sus principales conclusiones:

  • Los medicamentos disponibles en el mercado vienen aumentando significativamente, no solo en número sino también en calidad. Para los pacientes esto significa una mejor calidad de vida y mayores posibilidades de cura.
  • La oncología es una de las áreas más promisoras del sector farmacéutico. Cerca de 700 laboratorios tienen uno o más medicamentos oncológicos en fase avanzada de desarrollo, que buscan combatir a los más de 200 tipos diferentes de cáncer.
  • De los últimos 14 nuevos tratamientos lanzados en los Estados Unidos, 11 fueron considerados como terapias innovadoras por la Food and Drug Administration (FDA). Eso significa que, en comparación con otras opciones existentes, esos productos ofrecen diversas ventajas a los pacientes, como mayor eficacia, menos efectos colaterales y reducción en el tiempo de tratamiento, entre otras.
  • Los esfuerzos del sector farmacéutico están concentrados en reducir el tiempo necesario para que los nuevos desarrollos lleguen a los pacientes en forma de nuevos medicamentos. Hoy, el plazo promedio de desarrollo de un medicamento oncológico es de 14 años. En ese sentido, Japón es un ejemplo de éxito. A lo largo de la última década, las iniciativas del gobierno japonés redujeron a la mitad el tiempo para la aprobación de las nuevas moléculas, permitiendo que muchos medicamentos lleguen al mercado en apenas cuatro años.
  • La inmunoterapia está entre las mayores esperanzas en la lucha contra el cáncer. Este tipo de tratamiento estimula la respuesta del sistema inmunológico y aumenta la producción de anticuerpos que impiden la progresión de la enfermedad. Actualmente, cerca de 300 agentes inmunoterapéuticos están siendo probados contra 27 diferentes tipos de tumores.
  • Los biomarcadores cumplen un rol clave. Se trata de sustancias utilizadas como indicadores de un estado biológico determinado. Los biomarcadores, utilizados durante el diagnóstico, representan uno de los progresos más significativos en la oncología. Además de ayudar a detectar la presencia de tumores y el grado de deterioro de los órganos, también indican los tratamientos más eficaces para la enfermedad. De esta manera, los médicos consiguen ser más efectivos en la elección de los medicamentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.