Prevención

Claves para disfrutar a las vacaciones sin sobresaltos.

3 Mins read

Para que la salud no interfiera con el relax y los planes veraniegos, conviene considerar una serie de cuestiones, destinadas a brindar tranquilidad.

El primer tema a tener en cuenta es la protección solar. En el dossier especial Esencia de Verano que acompaña a la edición impresa de Revista Esencia (y que puede descargar AQUÍ) ofrecemos distintas recomendaciones y productos específicos según las necesidades de cada miembro de la familia. Las reglas básicas para evitar problemas son:

  • Evitar exponerse al sol entre las 12 y las 16 horas.
  • No exponer de forma directa al sol a los niños menores de tres años.
  • Usar siempre protectores solares (y no sólo en la playa o ámbitos acuáticos).
  • Aplicarlos 30 minutos antes de la exposición al sol y renovarlos a menudo, especialmente luego de darse un chapuzón, por más que el producto asegure ser inalterable ante el agua.
  • Usar también protección física: gorras con viseras, anteojos de sol y remeras.

Agua y más agua

Es fundamental la hidratación para evitar los golpes de calor, especialmente en niños y personas mayores. El agua es el principal componente del cuerpo humano, ya que supone entre el 55% y el 60% del peso corporal total.

  • Es necesario un aporte continuo de líquidos para mantener los niveles de agua estables y evitar problemas como dolores de cabeza, cansancio o debilidad. Para no llegar a ese punto hay que beber antes de tener la sensación de sed.
  • Básicamente, hay que beber 2,5 litros al día y no sustituir agua por bebidas con cafeína o alcohol.
  • Se debe empezar y terminar el día bebiendo agua, ya que el cuerpo humano también pierde líquidos mientras duerme.

En esta nota pueden encontrar información sobre una aplicación destinada a monitorear la hidratación diaria.

Vacunación

Para quienes se van de vacaciones, se sugiere realizar una consulta en algún centro médico de medicina del viajero. El Ministerio de Salud de la Nación cuenta con un portal especializado en el tema: https://www.argentina.gob.ar/salud/viajeros

Como primera medida, todo viajero, sea niño o adulto, debe tener actualizadas las vacunas de carácter obligatorio de acuerdo a lo indicado en el calendario oficial. A su vez, es preciso informarse acerca de las vacunas requeridas para ingresar a determinados países y de las aquellas recomendadas de acuerdo con el itinerario del viaje, el tipo de actividades a realizar y el estado de salud o los factores de riesgo del viajero.

Dado que ciertas vacunas requieren de un tiempo a partir del cual brindan inmunidad una vez aplicadas, se recomienda realizar la consulta médica por lo menos un mes antes de comenzar el viaje.

Picaduras de insectos

Otro de los factores a tener en cuenta a la hora de desplazarse son las posibles picaduras de insectos, dado que el dengue, la fiebre chikungunya, la malaria y la fiebre amarilla se transmiten a través de mosquitos.

Las recomendaciones para evitar este tipo de picaduras incluyen la utilización de repelentes que en su fórmula contengan DEET en concentraciones del 25% al 50% y la protección de brazos y piernas a través del uso de ropa adecuada (preferentemente de color claro).

También es importante el uso de repelentes para ropa a base de permetrina al 2% o 3% (nunca colocar sobre el cuerpo) y de insecticidas de ambiente a base de derivados de pyrerthum.

Medicación

|Quienes están bajo algún tratamiento, deben llevar medicación suficiente y siempre en el bolso de mano, no en las valijas, por las dudas de que se extravíen.

  • Si se padece alguna enfermedad, conviene viajar siempre con una fotocopia del informe médico. Ante alguna recaída o problema asociado, eso ayudará al médico de guardia.
  • Los portadores de marcapasos deben viajar siempre con la ficha del aparato y el informe médico, para pasar sin problemas por los aeropuertos.
  • En algunos destinos (los países de la Unión Europea, por ejemplo) es obligatorio ingresar con un seguro de salud. Los más utilizados por los turistas no cubren problemas causados por enfermedades crónicas o preexistentes. Asesórese al respecto antes de contratarlo.
  • Al llegar a cualquier país, tenga siempre encima la tarjeta o folleto de su seguro de viaje con los datos de los centros de atención de la ciudad y el teléfono al cual llamar ante una emergencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.