Tendencias

Primavera: las piernas dan un paso al frente

4 Mins read

Con la llegada del calor, las consultas en las farmacias vinculadas con la estética de las piernas se multiplican. La celulitis lidera las preocupaciones, seguida por las várices y las estrías.

Con la llegada del calor, las piernas se vuelven a exponer en público, lo que renueva el deseo de mantener o recuperar su belleza. La farmacia tiene una amplia gama de productos para ofrecer cuya demanda se concentra principalmente de septiembre a febrero.

Un estudio difundido por Nivea y realizado por Ipsos pone en evidencia que 8 de cada 10 mujeres adultas sienten las piernas cansadas, pesadas o hinchadas al final del día. Además, “a la gran mayoría les preocupa tener celulitis o flacidez, y entienden que para lucir sus piernas deben cuidárselas todo el año. En consecuencia, buscan fórmulas acordes a sus necesidades y tipo de piel”, dicen en Nivea.

Esto es respaldado por otras encuestas. En un estudio realizado por la consultora D´Alessio/IROL, el 54% de las mujeres mencionó a la celulitis como el segundo tema estético de preocupación, luego de la flaccidez. Y lo que es más importante: el 50% de las encuestadas reconoce que usa cremas específicas para tratar este problema. Si bien la inquietud hoy ya está presente entre las más jóvenes,

Algo que queda claro es que la celulitis parece tener un efecto negativo sobre la autoestima. La frase que más se repite en la encuesta de D´Alessio/IROL, con un 72% de menciones, es: “Me incomoda a mí misma cuando me veo”. Esa incomodidad, a su vez, suele provocar modificaciones de conducta.

El 93% de las entrevistadas confiesa que ha efectuado cambios que van desde cuestiones externas, como la vestimenta, hasta cuestiones más personales, como la forma de vivir la mirada de la pareja en situaciones de intimidad.

Várices

Las várices y arañitas son mencionadas con preocupación por el 38% de las mujeres argentinas. La dermocosmética hoy cuenta con distintas alternativas para recomendar que pueden ser de utilidad. Sin embargo, este tema suele tener implicancias para la salud, por lo cual nunca está de más sugerir, ante la demanda de asesoramiento, una consulta médica.

Esta recomendación debe ser muy enfática cuando:¡ Las varices son dolorosas.

  • Vienen empeorando con el paso de tiempo.
  • La zona afectada experimenta un aumento súbito de hinchazón.
  • Los síntomas son acompañados por fiebre o enrojecimiento en las piernas.
  • Las piernas presentan úlceras.

Estrías

La siguiente preocupación estética está representa por las estrías en las piernas, con un 27% de menciones. Las estrías son lesiones lineales causadas por la ruptura o alteración de las fibras elásticas de la piel. Con el paso del tiempo se tornan de color nacarado o blanco y se profundizan, adquiriendo el aspecto de arrugas. “El uso cotidiano de fórmulas especializadas puede ser de especial ayuda para tratar estrías de reciente aparición, que es cuando resulta más sencillo mejorar su apariencia, suavizar su textura y disimular su coloración”, señalan en Laboratorios Andrómaco. Y para no crear falsas expectativas, agregan: “siempre quedan vestigios, ya que la estría es una cicatriz. Pero si su color es rosado, con irrigación sanguínea, su respuesta al tratamiento es mayor y mejor”. Más del 50% de las mujeres embarazadas desarrollan estrías, por lo cual se recomienda aplicar cremas corporales específicas a partir del tercer mes de gestación.

CONOCÉ MÁS


Tratamientos

  • Estrías. En la lucha contra este problema, la farmacia tiene para ofrecer varios productos de dermocosmética. Por lo general, sus formulaciones refuerzan la elasticidad y la resistencia de los tejidos, y son cicatrizantes (estimulan tanto la síntesis de colágeno como el metabolismo celular). Son muy útiles durante la pubertad o cuando hay importantes variaciones de peso. En el embarazo, se suele usar a partir del cuarto mes y hasta un mes después del parto, y se los debe aplicar sobre las partes del cuerpo más sensibles: vientre, nalgas, muslos, caderas y senos (conviene evitar los pezones, sobre todo durante la lactancia). Si bien depende de cada producto, por lo general lo más conveniente es aplicar los tratamientos dos veces al día (una por la mañana y otra al acostarse) sobre las zonas que más se distendieron durante el embarazo o los cambios de masa corporal, masajeando suavemente hasta su absorción.
  • Várices. El té verde y la diosmina (una sustancia vasoprotectora que ayuda a las venas a recuperar su buen tono), son algunos principios activos habituales en los tratamientos para las várices que ofrecen las farmacias. Otro ingrediente común es el castaño de Indias, ya que contiene escina, un flebotónico fitoterápico que aumenta el tono venoso y favorece el retorno de la sangre desde la periferia hasta el corazón, reduciendo así la llamada estasis venosa, vinculada con las várices.
  • Celulitis. Las cremas para combatir la celulitis contienen componentes que actúan sobre los tejidos involucrados (el tejido conectivo y el graso) y la microcirculación. Entre sus ingredientes más comunes está el colágeno, la centella asiática, que es astringente, cicatrizante, reafirmante y remineralizante. Otros principios activos son el gingko biloba (que previene la fragilidad de los capilares y es antioxidante), la carnitina (disuelve las grasas y combate el efecto de “piel de naranja”) y la malva (de efecto antiinflamatorio y antioxidante).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.