Marketing

El uso estratégico de los colores

3 Mins read

Dado que cumplen un rol clave a la hora de estimular o de atenuar emociones, los colores representan una herramienta de comunicación dentro de la farmacia que va más allá de lo meramente decorativo.

Los colores transmiten sensaciones, e influyen en la percepción, estado de ánimo y sentimientos del cliente. A tal punto que, según se estima, cerca del 85% de los consumidores tienen en cuenta, al momento de decidir, el color de los productos e incluso del establecimiento y su decoración.

Los clásicos espacios blancos con iluminación fría, generan una sensación de hospital; lo último que los clientes necesitan. En cambio, si se utilizan colores agradables, que evoquen propiedades de la naturaleza, se lograrán espacios de compra atractivos y sensaciones positivas. Si se está pensando en diseñar o modificar la identidad visual de la farmacia, es importante reflexionar acerca del significado de cada color en función de lo que se quiera transmitir. Eso implica tener claro a quien se dirige la propuesta y qué posicionamiento se quiere alcanzar. “El éxito o el fracaso de la imagen de la farmacia puede estar sólo a un tono de distancia”, dice el publicista español Fran Velasco, consultor de Asefarma. La siguiente clasificación de colores puede ser un buen punto de partida:

  • Colores cálidos. Son los que mayor nivel de activación biológica generan en las personas. Contribuyen a aumentar, aunque sea en niveles no conscientes, la presión sanguínea, el ritmo cardíaco y la segregación de hormonas. Entre estos colores figuran el rojo, el amarillo y el naranja. Sirven para motivar el interés y el ingreso del consumidor al punto de venta.
  • Colores fríos. No generan tanta atracción, pero provocan un incremento en el tiempo de estancia dentro del local por parte de los consumidores, ya que evocan una sensación de calma y tranquilidad. Son adecuados para los sectores donde la oferta de productos requiere que los clientes se detengan, miren, lean etiquetas y comparen.

Un color para cada área

Así como en el mundo occidental se adoptó el verde como color de la cruz identificatoria que se suele colocar en las marquesinas, existe también un consenso global acerca de los colores que deben tener las áreas operativas de la farmacia. Si bien este criterio no está tan estandarizado, son muchas las farmacias en el mundo que deciden utilizarlo para facilitar su operatoria interna.

Armonía cromática en el punto de venta

Se define a la armonía como “la concordancia o buena relación entre distintos elementos”. En el caso de los colores de un establecimiento, la armonía estudia las diferentes combinaciones que, si bien provocan distintos efectos, resultan aceptables y agradables para los clientes.

Las armonías se definen en función del círculo cromático (ver gráfico). Básicamente, los esquemas más utilizables en locales comerciales son:

  • Armonía de análogos. Se combinan colores que ocupan posiciones inmediatamente próximas en la rueda de colores. En razón de su parecido, armonizan bien entre sí. Este tipo de combinaciones es frecuente en la naturaleza. Transmite sensación de delicadeza y sofisticación.
  • Armonía de complementarios. Los colores complementarios se encuentran en puntos opuestos del círculo cromático. Estos contrastes son, pues, idóneos para llamar la atención y para proyectos donde se quiere un fuerte impacto a través del color.
  • Armonía de tríadas. Consiste en usar tres colores equidistantes en el círculo cromático, que estén a la misma distancia. Por ejemplo: rojo, azul y amarillo. Dan una sensación de equilibrio que reduce el estrés visual.

CONOCÉ MÁS


Colores adicionales

A continuación, se explica la connotación de otros colores, más allá de los mencionados:

  • Naranja. Representa la vitalidad y la diversión. Al tratarse del color de algunos cítricos, se suele asociar a la alimentación sana y al estímulo del apetito. Por lo tanto, es muy adecuado para promocionar productos de nutrición. O para utilizarlo en la propia imagen de la farmacia, si la mencionada categoría es uno de los ejes de su posicionamiento.
  • Azul. Es el color más utilizado en la identidad visual de las farmacias, junto con el verde. Simboliza la seguridad y la responsabilidad.
  • Negro. Este color tiene un significado contradictorio, ya que bien puede significar la muerte y lo tenebroso, pero también prestigio y sofisticación (rasgo que comparte con el morado). Por esta última razón, algunos bancos o tarjetas de crédito tienen, como opción más exclusiva, su plan black. Por el mismo motivo son negras muchas computadoras, televisores y aparatos de electrónica.
  • Rosa. Se asocia con la mujer; es el color femenino. Es un color joven y alegre, pero no es lo mismo un rosa pastel que un rosado tirado a fucsia, más transgresor y juvenil. En general, todos los colores vivos denotan juventud y dinamismo, mientras que los tierra y ocre son más conservadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.