Mensaje institucional

Optimizar las variables controlables para contrarrestar lo inmanejable

2 Mins read

Por Daniel Vardé, Gerente General de Droguería del Sud.

La cadena de medicamentos atraviesa un momento muy complicado y, sobre todo, incierto. Como es de público conocimiento, el PAMI modificó los esquemas vigentes, algunos de los cuales se habían mantenido durante veinte años.

Un cambio de resultado impredecible

Eliminar la intermediación de las cámaras de laboratorios y negociar con cada uno de los laboratorios fue una de las medidas que se adoptaron, cuyo impacto resulta difícil aún de prever. La decisión se tomó a raíz de que las dos cámaras nacionales –CILFA y COPERALA– decidieron rescindir un contrato que tenía vigencia hasta el 31 de marzo del año entrante. Sin embargo, al cierre de esta edición, el PAMI concretó un acuerdo con la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (CAEME) para la provisión de medicamentos a jubilados y pensionados, que regirá hasta el 31 de marzo de 2019. Se trata del convenio cuyas bases se habían establecido en marzo pasado, según indicaron en las últimas horas ambas partes.

Todo eso suma una importante incertidumbre ya que, a partir de marzo, el pago del consumo de medicamentos, en vez de hacerlo a las cámaras de laboratorios, se hará a las Confederaciones y Federaciones de Farmacias. El otro punto de gran importancia es que la validación y la liquidación de las más de 6 millones de recetas al mes de PAMI se harán a través de un sistema propio de esa institución.

Los afiliados seguirán teniendo los descuentos habituales, la cobertura al 100% de medicamentos de alto costo, los precios diferenciales por ser afiliados a PAMI y se mantendrá el subsidio de medicamentos que actualmente reciben todos los afiliados.

El mecanismo que funcionaba hasta el día de hoy, operaba desde 1997. Cada año, las Cámaras –que agrupan 200 laboratorios nacionales y otros tantos del exterior– firmaron un convenio que renovaban cada año de manera automática. Pero eso cambió; desde PAMI creen que las cámaras –que reciben y manejan 3.100 millones de pesos mensuales– deben defender los conflictos sectoriales y no ser intermediarios en estas operaciones.

Apostar al futuro

La opción para las droguerías y las farmacias es clara. En Droguería del Sud estamos convencidos de que sólo una mayor eficiencia y competitividad permitirán mantener los márgenes de rentabilidad necesarios en un entorno tan inestable. En ese sentido, queremos poner el foco en el comercio electrónico que, según los últimos datos de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), cerrará el año con un importante crecimiento. Estas fueron algunas de las conclusiones del primer semestre:

  • En los primeros seis meses de este año hubo 34,7 millones de operaciones, 59% más que en el mismo período del año pasado.
  • Las ventas involucraron 97.892 millones de pesos, 66% por encima del primer semestre de 2017.
  • Se realizaron dos operaciones por segundo y se gastan más de 370.000 pesos por minuto.
  • Los usuarios se muestran más activos en los sitios de e‑ El tráfico se incrementó 30%, alcanzando 1.827 millones de visitas en el primer semestre.
  • Las ventas a través de dispositivos móviles siguieron ganando relevancia. El 59% de los ingresos a sitios de comercio electrónico, y el 36% de las compras, se hicieron desde tablets y smartphones.

En síntesis, los más de 18.000 artículos que GPSfarma pone a disposición de los consumidores conforman una tentadora propuesta, disponible para cualquier farmacia que desee adherirse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.