Suscribite a nuestro Newsletter

Revista Esencia - Droguería del Sud

Facebook Instagram
Suscribite al Newsletter Suscribite a nuestro Newsletter

Espacio Saludable - 1 julio, 2021

Huesos sanos y articulaciones flexibles

 Ingredientes como el calcio y el colágeno, entre otros, ayudan a contrarrestar los efectos de la menor actividad física.

A pesar de la vacunación masiva contra el Covid-19, la necesidad de cuidarse para evitar los contagios sigue siendo fundamental. Eso deriva en una menor actividad y cierto sedentarismo que pueden tener un impacto negativo sobre los huesos y las articulaciones, especialmente entre los adultos mayores. Durante el invierno, las salidas y la actividad al aire libre disminuyen aún más.
Ante esta situación, existen varios suplementos dietarios de venta libre que pueden contribuir a mantener una buena salud ósea y muscular.
Bagó ofrece los comprimidos masticables (con sabor a dulce de leche) Vitacal Calcio + Vitamina D3. Dos caramelos diarios aportan la dosis
recomendada de calcio. Otra opción en pastillas que ayuda a prevenir la fragilidad y el debilitamiento óseo es la línea Simple, de Bagó y Arcor, que también combina Calcio con Vitamina D.
La línea Geonat, de Provefarma, ofrece Cartílago de Tiburón 750, un producto en comprimidos que aporta colágeno tipo I y vitamina D3.
Para las personas que sufren el desgaste articular derivado de la edad, problemas de artrosis o cambios hormonales, Curflex UC II, de Gramon Millet, es una alternativa natural. Viene en comprimidos e incluye colágeno tipo 2 desnaturalizado.
Con una práctica presentación en sobres para disolver en agua o mezclar con infusiones como té o café, Artrostop Colágeno C + D, de Formulab, es otra opción válida. No contiene azúcar ni cantidades significativas de carbohidratos, grasas ni sodio. La propuesta se complementa con alimentos funcionales, como Ultraflex, de TRB Pharma, que provee ácido hialurónico combinado con vitamina C y colágeno hidrolizado. No aporta calorías y contiene proteínas que son fácilmente digeribles.

El calcio, ingrediente clave

Cerca del 2% de nuestro peso corporal se debe al calcio, el mineral más abundante en el organismo, ya que forma parte de los huesos y la dentadura. Pese a ello, la mala alimentación hace que la mayoría de la población ingiera apenas el 20% de los 1.000mg recomendados por día para mantener una buena salud ósea. En estos casos, la suplementación puede contribuir a prevenir la osteoporosis.