Suscribite a nuestro Newsletter

Revista Esencia - Droguería del Sud

Facebook Instagram
Suscribite al Newsletter Suscribite a nuestro Newsletter

Salud - 5 marzo, 2021

Día Mundial del Sueño: una oportunidad a capitalizar

La farmacia puede contribuir a resolver o aliviar los trastornos del sueño, y de esa manera, fidelizar a quienes los padecen.

Entre el 30% y el 40% de la población argentina adulta presenta algún tipo de dificultad para conciliar el sueño, según datos del Ministerio de Salud. Los valores son similares a los de otros países como Brasil, México y España.
El viernes 19 de marzo se celebra el Día Mundial del Sueño, una fecha instaurada en 2008 que busca concientizar a la opinión pública sobre los problemas que pueden causar, cuando no son debidamente abordados, los trastornos que impiden descansar adecuadamente.
La farmacia puede hacer una importante contribución al respecto, de tres maneras posibles:
Asesoramiento y eventual derivación a un especialista. ¿El problema es transitorio, o se trata de un cuadro crónico? Esa debe ser la primera pregunta a realizar al paciente. También es importante detectar si el síntoma puede estar vinculado con otros problemas, como trastornos digestivos o el uso de determinados fármacos.
Se debe remitir al médico a quienes tengan síntomas persistentes de insomnio; padezcan enfermedades crónicas o estén usando antidepresivos, ansiolíticos, antipsicóticos y broncodilatadores.
■ Recomendación de suplementos de venta libre. Existen varios productos que incluyen principios activos de efecto relajante, como la valeriana y el tilo, que pueden ser de utilidad. En este artículo se puede obtener mayor información al respecto.
■ Recomendar hábitos saludables que puedan contribuir a mejorar la situación.

Las cinco claves

Los siguientes consejos pueden resultar de gran utilidad:
1. Hacer ejercicio. “Cualquier actividad física provoca una caída de los niveles de estrés y ansiedad”, explican en la Fundación Favaloro. “El sueño es una actividad compleja y precisa bajar los niveles de alerta. Actividades como correr, sin ninguna duda ayudan”, dicen.
En el Servicio de Medicina Familiar y Comunitaria del Hospital Italiano de Buenos Aires agregan que “caminar o correr funcionan muchas veces como ansiolíticos. Como varias personas con trastornos del sueño son ansiosas, estas actividades pueden ser útiles”.
2. Apagar el celular durante la noche. No usarlo como despertador y no dormirse nunca leyendo o mirando películas en el teléfono.
3. Crear un ambiente relajado. Es importante bajar las persianas, para que la luz externa no interfiera. No es conveniente que las mascotas duerman en la misma estancia: pueden moverse o emitir sonidos que desvelen a quien tiene el sueño ligero.
4. Evitar las comidas abundantes y el alcohol antes de dormir. Contrariamente a lo que se cree, las bebidas alcohólicas no facilitan el sueño.
5. Climatizar adecuadamente el dormitorio. El aire acondicionado durante toda la noche es perjudicial. Si no se puede programar su apagado, hay que usarlo sólo para regular la temperatura antes de acostarse.