Suscribite a nuestro Newsletter

Revista Esencia - Droguería del Sud

Facebook Instagram
Suscribite al Newsletter Suscribite a nuestro Newsletter

Prevención - 1 julio, 2020

Barbijos de calidad médica: cómo promoverlos

¿Quiénes deben usarlos? Desde que su venta dejó de ser exclusiva para personal sanitario, es fundamental explicar, especialmente a los clientes en situación de riesgo, la importancia clave de utilizar un dispositivo profesional en lugar de un cubrebocas hogareño.

La evolución de los casos de Covid-19 hace que cada vez sea más importante reemplazar los cubrebocas caseros con barbijos profesionales, elaborados con avanzada tecnología médica. Esto se torna fundamental en quienes integran grupos de riesgo, trabajan fuera de sus hogares o deben acudir con frecuencia al transporte público. En esos casos, solo un barbijo de calidad ofrece las mejores prestaciones para cuidarse uno mismo y a terceros.

Hasta fines de mayo, dada su escasez, estos implementos eran considerados insumos críticos, reservados para los trabajadores de la salud, por lo que no se podían vender a quienes no acreditaran tal condición. Eso cambió: el Ministerio de Desarrollo Productivo, a través de la resolución 144/20, estableció que “cualquier persona puede acceder a un barbijo de calidad médica”.

Es importante comunicar esto a los clientes, ya sea a través de cartelería o por medio de las redes sociales. En esos casos conviene resaltar que esta clase de dispositivos solo deben ser adquiridos en farmacias, el único canal que puede garantizar su autenticidad y procedencia.

A todos aquellos que usan simples cubrebocas y se sabe que pertenecen a grupos de riesgo, el personal de la farmacia debería explicarles los beneficios de usar un buen barbijo, ya sea tipo mascarilla o de triple capa. En ambos casos, su diseño específico fue pensado para filtrar partículas de ínfimo tamaño y garantizar la impermeabilidad de sus componentes, un tema vital.

Conviene también recordar a los clientes que hay que reemplazar a los barbijos cuando se encuentren húmedos, dado que en esos casos su funcionamiento se ve alterado. En cuanto a las mascarillas, deben ser cambiadas apenas dejen de permitir un correcto paso de aire.

Barbijos de calidad médica: cómo promoverlos