Suscribite a nuestro Newsletter

Revista Esencia - Droguería del Sud

Facebook Instagram
Suscribite al Newsletter Suscribite a nuestro Newsletter

Lecturas - 1 marzo, 2020

La reparación de la piel tras el verano

Al finalizar el verano, llega el momento de reconstruir la piel y lograr que recupere su elasticidad, hidratación y luminosidad. Las farmacias que brinden un buen asesoramiento, tienen aquí una oportunidad para incrementar las ventas y fidelizar a sus clientas.

Durante el verano, la piel sufre las agresiones derivadas de los rayos ultravioletas, el agua salada, el cloro, la arena y el viento. Así se reseca, se engrosa y sufre de tirantez por la deshidratación. Al finalizar la temporada llega el momento de revitalizarla y comenzar a prepararla para los meses más fríos.

A continuación, se enumeran algunos pasos a seguir para renovar y mantener la vitalidad de la piel. Es fundamental recalcar a las consumidoras que, para obtener resultados, la clave pasa por la constancia y por seguir todos los pasos.

  1. Limpieza en profundidad. Aunque a menudo la pereza lleva a evitar el momento del desmaquillaje total, este paso es fundamental para el cuidado del rostro. Conviene siempre utilizar productos desmaquillantes que eliminen la máscara de pestañas, usualmente la más difícil de limíar, y todo el maquillaje de ojos. El agua micelar es una opción válida. También hay que lavar el rostro bien a fondo, utilizando un jabón indicado para ello.
  2. Exfoliación. Una correcta exfoliación es fundamental para eliminar las células muertas, impurezas y rugosidades. Además, la exfoliación deja lista la piel para recibir todos los tratamientos posteriores. Existen muchos productos exfoliantes; hay que aconsejar siempre el que mejor se adapte al tipo de piel de cada clienta.

En esta época del año, realizar una o dos exfoliaciones por semana hará que la piel se renueve y respire mejor. En la media en que se haga regularmente, la diferencia se notará al poco tiempo.

  1. Hidratación. Resulta muy evidente que debemos hidratar nuestra piel; aun así, es un paso que se suele descuidar. Hay que explicar a las clientas que las cremas hidratantes actúan como un escudo ante las agresiones del día a día, y más aún en invierno, cuando el cambio de temperaturas reseca notablemente la superficie cutánea. Aquí conviene recomendar una buena crema hidratante para utilizarla cada día antes del maquillaje, y otra de noche, para aplicar justo antes de dormir.

Es importante no olvidarse de las manos. Esta zona de nuestra piel es una de las más afectadas por el sol, ya que está expuesta durante todo el año. Luego del verano, las manos pueden estar más resecas de lo habitual, e incluso les pueden haber salido manchas. Hay que aconsejar una correcta hidratación con una crema específica para manos.

Los pies se ven también afectados, ya que durante el verano estuvieron bastante descubiertos. Lo recomendable es hidratarlos en profundidad con una crema hidratante antes de dormir, para que se recuperen mientras están en reposo.

 

  1. Uso de mascarillas. Las máscaras faciales llegaron hace varios años y ya son un componente básico de los cuidados en clave beauty. Las hay de muchos tipos, texturas y componentes. Están las mascarillas purificantes, para el tratamiento de la piel grasa, que deben retirarse tras un corto espacio de tiempo. También hay máscaras impregnadas en distintos activos, que ofrecen, por ejemplo, efecto antiarrugas. En general son de tela, por lo que hay que retirarlas siempre antes de irse a dormir.

Otra opción, más clásica, son las mascarillas cremosas. Lo ideal es dejarlas actuar durante toda la noche, ya que los ritmos biológicos son más lentos, lo que facilita la absorción de los principios activos.

  1. Protección solar. Siempre hay que remarcar a las consumidoras que el cuidado de los rayos del sol se debe mantener durante todo el año.

Aquellas mujeres que por motivos laborales o de cualquier índole permanecen al aire libre durante varias horas semanales, necesitan seguir usando protección solar con FPS 30. Quienes no tengan esas exigencias, puedan usar cremas con protección más baja, y que incluso actúen como hidratación antes del maquillaje.