Suscribite a nuestro Newsletter

Revista Esencia - Droguería del Sud

Facebook Instagram
Suscribite al Newsletter Suscribite a nuestro Newsletter

Mensaje institucional - 1 mayo, 2019

CENTRO DE DISTRIBUCIÓN BAHÍA BLANCA: 20 años abasteciendo a la Patagonia

Tras dos décadas de inaugurar la primera planta en Bahía Blanca, Droguería del Sud, brinda desde este Centro y su subsidiaria en la ciudad rionegrina de Allen un servicio de excelencia a siete provincias argentinas.

Con el objetivo de afianzar su presencia en región patagónica, el 24 de mayo de 1999 Droguería del Sud emitió su primera factura desde el Centro Bahía Blanca, que había comenzado a funcionar en sus instalaciones de la calle Villarino 555, con una superficie de 1.000 m2 y 390 clientes iniciales. Desde entonces, el centro de distribución Bahía Blanca abastece a farmacias de siete provincias argentinas: sur de Buenos Aires, La Pampa, Río Negro, Neuquén, Santa Cruz, Chubut y Tierra del Fuego.

Al poco tiempo de la apertura de este centro, se anexó una propiedad lindera de 400 m2. Sin embargo, la creciente demanda de mayores servicios hizo que las instalaciones resultaran insuficientes. En 2003, aprovechando un local de 300 m2 que la empresa tenía en la capital neuquina, se abrió una base para independizar los procesos de logística y facturación de Río Negro y Neuquén. La dinámica de la compañía hizo que al poco tiempo ese centro se mudara a un nuevo edificio, casi tres veces mayor.

Finalmente, en 2013, tras una importante inversión, la base de Neuquén se trasladó al parque industrial de la localidad de Allen, en Río Negro, donde funciona actualmente. Sus instalaciones permiten almacenar 1,5 millones de unidades de distintos productos.

Paralelamente, la planta de Bahía Blanca comenzó a demandar una mayor capacidad. En 2010 se concretó la mudanza a un nuevo edificio, en una zona de fácil acceso a todas las rutas que salen hacia la Patagonia. La construcción de estas instalaciones de casi 6.000 metros cuadrados, en la calle Francia 1506 del Barrio 1° de Mayo, permitió ampliar considerablemente la capacidad operativa y logística.

El crecimiento de la compañía en la región demandó una inversión tecnológica a la altura de las circunstancias. La planta fue equipada con una cinta semiautomática para la preparación de pedidos de la firma austríaca Schäfer Peem, que le permite armar 2.500 órdenes diarias, equivalentes a 60.000 unidades.

El esfuerzo y el compromiso puesto por todo el personal durante dos décadas dio sus frutos. Hoy Droguería del Sud posee una presencia destacada en las principales ciudades patagónicas y una importante participación en las ventas de la región.