Suscribite a nuestro Newsletter

Revista Esencia - Droguería del Sud

Facebook Instagram
Suscribite al Newsletter Suscribite a nuestro Newsletter

Turismo Farmacéutico - 1 mayo, 2019

Botica de la Abadía de Santo Domingo

En la provincia española de Burgos se puede visitar una farmacia medieval que incluye una colección de más de 400 frascos artesanales. También se exhiben distintas herramientas que ilustran la transición entre la alquimia y la farmacología moderna.

La provincia española de Burgos alberga, en el valle de Tabladillo a la Abadía de Santo Domingo de Silos, que data del Siglo IX. En la Edad Media, los monjes benedictinos gestionaron allí un hospital y una leprosería. Esa pasión por la medicina los llevó a familiarizarse con la botánica para crear sus propios medicamentos. El conocimiento perduró y en el Siglo XVIII el monasterio puso en marcha una farmacia, que todavía existe en forma de museo.

Entre las áreas que se pueden visitar, figura la biblioteca, con cerca de 400 volúmenes que van de los siglos XVII a XIX. Se destaca una farmacopea de Dioscórides del año 1525, con ilustraciones de plantas y animales, que en su época fue un práctico manual de referencia para los monjes que elaboraban las medicinas.

Este museo permite conocer el período histórico de transición entre la vieja alquimia y la química farmacológica tal como la conocemos hoy en día. Se puede observar un importante botamen (colección de botes) con cerca de 400 jarros, todos ellos de loza y artesanales, con el escudo del monasterio. El visitante puede admirar además varios anaqueles originales, que incluyen tarros especialmente elaborados para contener distintas pócimas y remedios.

Varias herramientas antiguas también se encuentran en exhibición, como hornos, alambiques y retortas (recipientes de cuello largo empleados para realizar operaciones químicas).

En 1927, la farmacia estuvo a punto de ser desmantelada para vender sus piezas históricas en el extranjero, pero el empresario y benefactor Juan de Aguirre y Achútegui la compró y la regaló a la Abadía para que se transforme en museo.

Años más tarde, entre 1957 y 1967 el monasterio sumó tres lotes de tarros y otros elementos, que integran la exhibición que se puede apreciar en la actualidad.

Datos útiles

La Abadía Benedictina de Santo Domingo de Silos (incluyendo su farmacia) se pueden visitar de martes a sábados de 10 a 13 hs. y de 16.30 a 18 hs., y los domingos de 12 a 13 y de 16 a 18. Los lunes está cerrada. La entrada cuesta 3,5 euros.

La dirección es calle Santo Domingo 2, Santo Domingo de Silos.