Suscribite a nuestro Newsletter

Revista Esencia - Droguería del Sud

Facebook Instagram
Suscribite al Newsletter Suscribite a nuestro Newsletter

Punto de Venta - 1 marzo, 2019

Tratamientos post-verano

La necesidad de reconstruir la elasticidad y luminosidad de la piel luego del estrés veraniego al que fue sometida, genera una atractiva posibilidad de negocios para las farmacias.

Finalizada la temporada veraniega, marzo es el momento de decir “manos a la obra” y lanzarse a reconstruir la elasticidad y luminosidad de la piel. Cutis reseco, un desgaste general de la piel y en algunos casos la aparición de grietas y manchas, son parte de las consecuencias que trae aparejado el verano y que es necesario revertir.

La deshidratación dérmica generada por el calor, el aire acondicionado, las aguas cloradas de las piletas y el salitre del mar son algunos de los factores que juegan en contra durante los meses de más calor.

Algunos síntomas indican claramente que la piel necesita hidratación. Entre ellos figura una sensación áspera, una piel carente de flexibilidad, picazón, enrojecimiento y agrietamiento. Estos indicadores predisponen al envejecimiento prematuro de la piel y acentúan arrugas y manchas. Las mujeres son las principales clientas de la categoría.

Más del 52% tienen entre 26 y 45 años. Las menores de 25 años representan casi 20%, pero tienden a crecer. Las adolescentes que se acercan a las góndolas del sector pueden ser potenciales clientas: en muchos casos, se ingresa a esta categoría a los 15 o 16 años.

Tratamientos post-verano

Un dato interesante: el 27% de las clientas que adquieren productos de este tipo afirman que es la primera vez que compran tratamientos reparadores. Por lo tanto, nos encontramos ante una categoría estratégica, dado que genera la entrada de nuevas consumidoras, lo cual es clave en la farmacia.

Criterios de ordenamiento

La exhibición vertical debe organizarse en función de las marcas. Siguiendo el sentido de circulación del público, los productos más caros deben ser los primeros que se vean. En cuanto a su organización por tipo de producto, en primera instancia se identifican tres grandes rubros:

En la nota de Aliadas de febrero se ofrecen recomendaciones para promover los solares faciales todo el año. (Click para leer la nota)

CONOCER MÁS…


Consejos para asesorar

Si bien lentamente la gente va tomando conciencia de que debe cuidar a la piel durante todo el año para prevenir su envejecimiento prematuro, los cuidados post-solares siguen siendo, generalmente, reactivos. Las personas recién se ocupan al sentir la resequedad y tirantez de la piel. Por ende, es fundamental educar al respecto a quienes se acercan a hacer alguna consulta.

El primer paso (especialmente en meses como marzo, donde el sol todavía se hace sentir con cierto rigor) es usar un reparador post-solar, que pueda recuperar la barrera cutánea agredida por los rayos solares y que nutra bien, además de hidratar. Al momento de aplicarlo es imprescindible retirar todo resto de protector solar, transpiración o suciedad. Se recomienda ducharse con agua tibia sin que el cambio de temperatura sea muy brusco, secarse bien e inmediatamente aplicar el post-solar.

Simultáneamente, para lograr una mayor efectividad es importante explicar que un post-solar no es lo mismo que una crema hidratante. Esta última nutre a la piel para evitar que su barrera protectora se debilite o se seque, lo que puede provocar finalmente, una pérdida de colágeno que derive en la aceleración del envejecimiento celular.

La edad no viene sola. A partir de los 21 años la piel sufre cierta deshidratación; se vuelve más fina, más frágil y menos luminosa. Hay una ralentización del proceso de renovación celular y un mayor envejecimiento. Es importante asesorar a las clientas y explicarles que a partir de esa edad resulta imprescindible una hidratación diaria de la piel.