Suscribite a nuestro Newsletter

Revista Esencia - Droguería del Sud

Facebook Instagram
Suscribite al Newsletter Suscribite a nuestro Newsletter

Tendencias - 1 diciembre, 2018

Medicamentos: balance y perspectiva

Se estima que este año la venta de medicamentos (en unidades) caerá cerca de 4%. El panorama es más alentador para 2019, donde se espera un freno de la caída que podría sentar las bases de una futura recuperación.

El fin de año representa una ocasión propicia para realizar un balance de lo ocurrido con la venta de medicamentos e intentar trazar un pronóstico para 2019.

“El primer trimestre de este año tuvo un inicio razonable”, explica Juan Manuel Santa María, Principal Geográfico de Consultoría y Servicios de IQVIA para el Cono Sur, Andes y Norte de Latinoamérica. “Incluso hubo un incremento del consumo. Pero a partir de abril y mayo la situación se comenzó a deteriorar y derivó en una caída importante”. Junio resultó abiertamente preocupante: hubo una baja de 14% en unidades con respecto al mismo mes del año pasado.

Medicamentos: balance y perspectiva

En las razones de esta caída subyacen cuestiones macroeconómicas. “Siempre decimos que existe una relación directa entre la evolución del PBI y la venta de medicamentos, si bien la demanda de este rubro es menos elástica que la del consumo masivo, por tratarse de productos de primera necesidad”, señala Santa María.

Más allá de las ventas, queda claro que este año cerrará con un desfasaje entre la inflación y los precios. Durante la primera mitad de 2018, los aumentos fueron leves. Las listas de precios recién se actualizaron más significativamente hacia agosto y septiembre, “cuando los laboratorios comenzaron a sentir el impacto de los insumos importados sobre sus costos”, explica el especialista consultado. Se estima que los precios cerrarán 2018 con un incremento interanual de 30%, mientras que la inflación superará 45%.

Medicamentos: balance y perspectiva

¿Los vaivenes que protagonizó el PAMI durante este año influyeron negativamente sobre el consumo? “Las mediciones de IQVIA no individualizan las ventas a través de PAMI”, explica Santa María. “Pero lo importante es que este organismo adoptó una política de reducción de costos de los medicamentos ambulatorios, para hacer un uso más eficiente de sus recursos.”

¿Esto podría sentar un precedente en otros organismos, prepagas y obras sociales? “Sí. Es una tendencia que se viene produciendo a nivel global. Este año, el PAMI licitó productos oncológicos y ya se manifestó la intención de extender esa modalidad a otros actores oficiales, como el Ministerio de Salud”, concluye Santa María.

Medicamentos: balance y perspectiva

CONOCER MÁS


Clases terapéuticas: tendencias

Dentro de los productos de alto costo, el último año se verificó una mayor penetración de tratamientos oncológicos y un mayor número de lanzamientos de productos que atienden necesidades aún insatisfechas para el tratamiento de esta patología. “El mayor grado de innovación hoy se da en la oncología”, explica Juan Manuel Santa María. Y agrega que otra área en la que también hubo lanzamientos interesantes fue la de esclerosis múltiple, a través de nuevos anticuerpos monoclonales y terapias que contribuyen a mejorar la calidad de vida de los pacientes.

“Hasta hace algunos años, quienes padecían esclerosis múltiple no podían escapar de la inyección semanal. Actualmente se han introducido nuevos tratamientos innovadores que simplifican el proceso de administración y la adherencia de los pacientes. Uno de ellos, por ejemplo, consiste en dos tomas mensuales, tras las cuales no hay necesidad de repetir la toma por dos años. Todo esto representa un cambio de paradigma enorme”, añade el especialista de IQVIA.

En materia de medicamentos biosimilares también hubo novedades importantes, ya que este año la ANMAT aprobó un biosimilar de Infliximab y otro de Etanercept, ambos para la artritis reumatoidea y otras enfermedades autoinmunes, lo que incrementará la oferta de tratamientos disponibles para quienes sufren estas condiciones. Otra de las aprobaciones que concentró la atención del sector regulatorio fue la del biosimilar de Bevacizumab, para uso en maculopatías.

El hecho de que en Argentina exista un alto grado de cobertura por parte del sistema de salud de los tratamientos de alto costo hace que el mercado local sea propicio para el lanzamiento de innovaciones. “Hay gran interés por poner a disposición ese tipo de productos en nuestro país, ya sea en forma directa o bien licenciándolos a laboratorios locales”, concluye Santa María.

Medicamentos: balance y perspectiva