Suscribite a nuestro Newsletter

Revista Esencia - Droguería del Sud

Facebook Instagram
Suscribite al Newsletter Suscribite a nuestro Newsletter

Turismo Farmacéutico - 1 noviembre, 2018

Museo de la Farmacia y Plantas Medicinales de Puerto Rico

Además de brindar un testimonio de más de cinco siglos de historia de las farmacias en el continente americano, este museo alberga un vivero en el que se cultivan cerca de 200 especies de plantas con propiedades curativas.

Puerto Rico tiene un lugar destacado en la historia de la profesión farmacéutica americana. Fue allí donde, en 1512, abrió sus puertas la primera farmacia del continente. Su fundador fue el boticario Hernando de Torres, quien llegó de España con más de 90 medicamentos. Aquel establecimiento pionero estuvo ubicado en Caparra, localidad que actualmente es un sitio arqueológico, ya que allí se fundó la primera ciudad de Puerto Rico, en el año 1508.

Difundir los más de 500 años de trayectoria de la profesión farmacéutica en la isla es uno de los objetivos del museo de farmacia inaugurado en 1954, que, tres décadas más tarde, se mudó a su ubicación actual, en el campus de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico.

En 2007 se decidió articularlo con el jardín de plantas medicinales de la misma universidad, que había sido inaugurado en 1936. La fusión se concretó dos años más tarde. Desde entonces, se lo conoce como Museo de la Farmacia y Plantas Medicinales de Puerto Rico. 

La exhibición permanente incluye la recreación de una farmacia tradicional del Siglo XIX, donde se puede ver tanto el salón de atención al público como las zonas de preparación de medicamentos. También se puede observar una muestra de 201 albarelos (recipientes de ingredientes farmacéuticos) de porcelana, cada uno adornado con una reproducción, pintada a mano, de la planta medicinal que solía contener, y rotulado con el nombre de dicha planta en latín.

Asimismo, hay una exhibición de 174 botellas de vidrio de cien años de antigüedad, la mayoría de las cuales aún contienen el medicamento o ingrediente que marca su etiqueta.

A eso se suman once morteros de distintas épocas y varios instrumentos utilizados en la elaboración de medicamentos. Hay colecciones de formularios de recetas, farmacopeas y libros, que totalizan más de 500 objetos.

El vivero

La colección de plantas medicinales cuenta con cerca de 200 ejemplares de distintas especies que hoy en día se siguen utilizando en la industria farmacéutica. Están distribuidas en un jardín que consta de once sectores. En ellos se pueden encontrar plantas aromáticas; con alcaloides; comestibles; árboles frutales y hierbas culinarias, además de muchas otras plantas medicinales organizadas según su familia botánica.

Cabe señalar que Puerto Rico cuenta con aproximadamente 3.000 especies vegetales, y cerca de 10% de ellas posee propiedades medicinales. Un ejemplo es el árbol de Guayacán, Tabebuia Chrysantha, del cual se obtenía la única cura que por mucho tiempo encontraron los europeos para enfrentar las epidemias de sífilis. Otros ejemplos son la Caña agria Costus speciosus (que fue usada ampliamente por los portorriqueños para el tratamiento de la diabetes) y la Rosa de China, Hibiscus rosa-sinensis, empleada para el tratamiento de la ansiedad. Actualmente, los profesionales de la universidad llevan a cabo más de veinte estudios científicos con diversas plantas medicinales, a fin de investigar sus propiedades y su potencial uso en la industria farmacéutica.

Datos útiles

La entrada al Museo de la Farmacia y Plantas Medicinales de Puerto Rico es gratuita. Las instalaciones funcionan de lunes a viernes. Se sugiere escribir previamente a ninoshka.coll@upr.edu para concertar el horario. También se puede llamar al (787) 758-2525 Int. 5427.

Si se viaja en transporte público, hay que bajarse en la estación Centro Médico del tren urbano. Pasan por allí los autobuses: B-19 y C-49. El museo está dentro del Campus de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico.